Zapatos que causan molestia solo en un pie, ¿por qué?

Zapatos que causan molestia solo en un pie, ¿por qué?

Es común que a veces que compras un par de zapatos o un calzado nuevo, uno de tus pies sienta más presión o un poco más ajustado, mientras el otro está como si nada lo estuviera presionando. Esta molestia es más frecuente que lo que piensas, ya que también suele pasar con el calzado que ya hemos usado por más tiempo.

Entonces, ¿por qué pasa esto siempre?

Aunque los dos zapatos estén fabricados con los mismos materiales y diseñados para las tallas específicas no siempre significa que vayan a adaptarse igual a ambos pies, ya que cada uno es diferente, ¿qué? ¿es real? Sí, ya que cada uno puede presentar patologías o características diversas.

Te invitamos a consultar este artículo, para que tomes en cuenta que es lo que pasa cuando tus zapatos favoritos los sientes diferentes.

CAUSAS

1.- FALTA DE SIMETRÍA EN EL TAMAÑO DEL PIE

No hay dos pies iguales, por lo tanto, si tenemos un pie más grande que otro, uno de los zapatos puede adaptarse bien, pero el otro puede apretar más de lo debido en alguna zona específica o provocar lesiones o roces como las pequeñas cortaditas que a veces aparecen.

Dependiendo de la diferencia en el tamaño, hay personas que tienen que comprarse los zapatos de tallas diferentes para evitar molestias al caminar. A veces, podemos usar plantillas de nuestra talla para evitar la molestia al caminar.

2.- MORFOLOGÍA DE LOS DEDOS

Al igual que hay diferencias en el tamaño de los pies, también pueden ser en los dedos en cuanto a su longitud. En este padecimiento, pueden distinguirse tres tipos:

  1. a)   Egipcio: El dedo es más largo y los demás dedos son cada vez más pequeños uno tras otro.
  2. b)   Griego: El segundo dedo es más largo que el resto.
  3. c)   Cuadrado: El dedo gordo y el segundo dedo miden prácticamente lo mismo.

Por ello, según el tipo de pie que tengamos, debemos elegir el calzado correcto será fundamental para evitar molestias. En algunos casos, esta morfología puede ser más exagerada en un pie respecto al otro, y por lo tanto, notaremos más dolor en un solo pie.

3.- PROMINENCIAS ÓSEAS

Esta prominencia ósea que llega a desarrollarse en nuestros pies es molesta cuando sobresale mucho un hueso del pie, provocando roces y lesiones, con alguna parte del zapato, esto puede ocurrir sobre todo en el talón y en los dedos.

Las prominencias más comunes que pueden provocar molestias con el calzado son hallux valgus, mejor conocidos como juanetes, y el síndrome de Haglund, que se presenta siempre en el talón.

4.- ALTERACIONES EN DEDOS Y UÑAS

Las alteraciones en los dedos como los dedos en garra, martillo y maza, o las uñas en garra, también puede provocar dolores o molestias en un solo pie. Estas malformaciones que no tienen porque estar presentes en ambos pies, pueden llegar a provocar dolor en la parte de los dedos, ya que chocan repetidamente con la puntera del calzado.

Llevar las uñas de los pies más largas de lo recomendado, en un calzado cuya talla es ajustada, puede provocarte también ciertos dolores.

Definitivamente, si muestras ciertas molestias al caminar en un solo pie, visita nuestros especialistas podológos y en biomecánica, para determinar cuál es la causa y origen de este dolor.

Recuerda que cuando un par de tus zapatos favoritos te molesten cada vez más, toma en cuenta estos consejos para conocer más acerca de la forma de tus pies, y alguno de estos síntomas que podrían afectar gravemente tu caminar.

Siempre ten en cuenta que, a cualquier aparición de los síntomas presentados, no siempre fallará la consulta con un doctor especialista. ¡No lo dudes más!

Agenda tu cita
Escribe el día y la hora para agendar tu citaFootcareWhatsApp