Podología deportiva, conoce en qué consiste

Podología deportiva, conoce en qué consiste

En la gran mayoría de deportes que realizas, tus piernas y pies cobran de una gran importancia, es por eso por lo que la podología y el deporte, van de la mano.

Debemos tenerlo en cuenta y no olvidarnos de cuidar nuestros pies, ya que el riesgo de lesiones musculares y articulares en deportistas es mucho mayor, porque, como hemos dicho en varios artículos pasados son los que nos mantienen en un balance necesario para caminar, trotar, correr o simplemente mantenernos de pie.

Nuestras piernas y pies son la parte del cuerpo que más sufre en la mayor parte de actividades deportivas, sobre todo en las que se realiza carrera y salto.

La podología y el deporte

Nuestros pies son la pieza clave en el deporte, ya que actúan como sustentador, propulsor, perceptor del entorno, transmisor de cargas; por ello cualquier alteración o mala realización de algún ejercicio puede provocarnos una lesión del rendimiento deportivo.

Cada deportista, ya sea amateur o reconocido son diferentes, por lo que necesita una adaptación personalizada al deporte que realiza. El médico podólogo no solo da el diagnóstico y trata las lesiones, sino que además las previene y te asesora la selección del calzado e intenta mejorar su rendimiento deportivo.

Las lesiones deportivas suelen ocurrir por no conocer el estado de salud al empezar una actividad o rutina deportiva, no saber usar el equipo adecuado (como el calzado adecuado a tus pies), planificar mal el ejercicio (errar en la técnica necesaria, no calentar previamente u olvidar los estiramientos) o por excederse por unos minutos más en el tiempo que le dedican (más visto en deportistas profesionales).

Es habitual en los deportistas tener lesiones musculares y ligamentosas:

Los esguinces y la fascitis plantar son las lesiones deportivas de este tipo que comúnmente pueden ocurrirle a los deportistas sin acudir previamente a un médico.

Los tratamientos físicos y ortopodológicos:

Utiliza vendajes, haz estiramientos, toma terapias físicas y usa principalmente plantillas que garanticen una buena posición del pie a la hora de practicar tu deporte en cuestión, para evitar una lesión.

Las afecciones dérmicas también son un punto importante, desde los que son las durezas sin dolor hasta uñas encarnadas. Esto se puede prevenir con el uso de un calzado adecuado y rutinas deportivas correctas; pero muchas veces no se puede evitar, en estos casos la solución es acudir al podólogo para su tratamiento.

Prevención de lesiones deportivas en los pies:

Debemos tener en cuenta que nuestra anatomía también puede ser causa de lesiones y que con pequeñas modificaciones en la técnica o ejercicios podemos prevenirlas.

Otras veces la forma de pisar o de comportarse de nuestras articulaciones puede acabar desencadenando una lesión. Puede ser tan fácil evitarlo como empezar por usar ortesis plantares específicas para el deporte que realices.

El podólogo está formado específicamente en patología del pie y en biomecánica aplicada al deporte y a través de un estudio biomecánico completo, apoyándose en la maquinaria necesaria para el diagnóstico, puede evaluar, recomendar y tratar eficazmente al deportista.

Es interesante en casos de deportistas que tengan muchas exigencias o en lesiones fuera de las habituales complementar el estudio biomecánico por parte del podólogo con la observación de un fisioterapeuta.

Problemas en los pies al hacer deporte

Más allá de la biomecánica, el elemento más importante de la podología deportiva, también hay problemas dérmicos estrechamente relacionados con el deporte. La aparición de ampollas y hematomas de las uñas es lo más habitual, pero también es demasiado importante citar los hongos en piel y uñas, verrugas plantares por contagio en vestuarios, entre otros lugares de mucho tránsito público. 

Otras lesiones comunes son metatarsalgias y talalgias mecánicas por la sobrecarga en puntos específicos del pie o la fascitis plantar, como ya lo hemos visto en otros artículos. Estas afecciones se pueden prevenir y tratar con ortesis plantares que garanticen un reparto correcto de las cargas y una posición correcta del pie.

A continuación te dejamos algunos consejos para el cuidado de los pies para cuando hagas deporte:

Consejos podológicos para cuidar los pies cuando hacemos y no hacemos deporte:

  • Corte de uñas recto, para evitar que se puedan clavar
  • Calzado con sujeción ajustable (cordones, velcro, elástico…) para evitar rozaduras y fricciones que acaben en lesiones dérmicas como ampollas, hematomas subungueales o eritemas.
  • Evitar los lavados con agua caliente en los pies antes de practicar deporte
  • Usar chanclas en los vestuarios (los calcetines no nos libran de coger infecciones)
  • Usar algodones de algodón o ricos en algodón, sin relieves ni costuras que puedan molestar
  • No estrenar calzado antes de una competición
  • El calzado debe adecuarse a la actividad y al tipo de terreno donde se desarrolle.
Agenda tu cita
Escribe el día y la hora para agendar tu citaFootcareWhatsApp